2017_03_21_Papaki_pp_lANDING.png

8 tips para Dar a Luz con Consciencia

Dar a Luz es un proceso de profunda transformación donde nace una madre, un padre, unos abuelos, una familia y por supuesto un bebe.

Soy Lorena , mama de Frida (nació en 2009) y Emiliano (nació en 2013).

Como muchos de ustedes cuando Ulises y yo nos enteramos que estábamos esperando nuestro primer bebé, iniciamos un viaje lleno de inquietudes, emociones y se vale decirlo… miedos y expectativas.  Cada quien desde su historia empezó a ver la vida de otra forma.

En el ámbito familiar, recuerdo que me pregunte si querría ser como mi madre o no… estaba enojada con mi papá porque no asistieron a mi boda… 

En la parte física me fue muy bien, Estuve haciendo mucho ejercicio (yoga, natación) y me sentía feliz con mi pancita.

En el área laboral, creo que trabaje mucho, quería acabar todos los pendientes, pero recuerdo que pasadas las 30 semanas el mundo se movía muy rápido para mi… ¿Porque todos tenían tanta prisa?

En la cuestión espiritual… estaba en plena búsqueda y me daba miedo no tener nada claro para guiar a este nuevo ser… Recuerdo que estar en contacto con la naturaleza me daba mucha paz… y hacer yoga también.

Y como ingeniera de profesión… leí todos los libros habidos y por haber de embarazo, parto, lactancia, que pude encontrar… Recuerdo que tuve que dejar de leer uno donde me informaban de todo lo que podría pasarle a mi bebe… que nunca le pasó, por cierto… pero que me dio 3 noches de insomnio.

Asistí a un curso de preparación al parto… y aprendí muchísimo. Tomé el toro por los cuernos y decidí que quería parir naturalmente.  Ulises me apoyó y nos fuimos a Austin a una casa de maternidad, porque acá en Mexico con los doctores que yo pude contactar me recomendaban ampliamente una cesárea.

A las 41 semanas, tuve un parto fuerte y hermoso. Frida nació en agua después de 8 hrs  de labor de parto intensa y solo unos minutos de dolor insoportable. Recuerdo que eché un rugido intenso (que no sabría como repetir) al momento que Frida resbaló entre mis piernas. Mi abuela que espiaba tras la puerta, dice que fueron 2.

Esta experiencia me cambió la vida. Me dio mucha fuerza y confianza… Y entendí que Frida vino al mundo a traer la paz con mi familia, a unirme más a mi pareja,  a inspirarme para cambiar mi rumbo laboral (ahora soy maestro de yoga prenatal y Doula) y a ser mi maestra de vida. Entendí que prepararme para Dar a Luz, no importa la forma como ese bebé decida llegar al mundo, puede ser también preparación para ser padres y madres más conscientes. Y por ultimo aprendí que la mejor forma de hacer feliz a mis hijos es trabajar en mi propia felicidad. Los niños, si los dejamos ser, si les damos una gestación tranquila, amorosa y cálida: los ayudamos a nacer humanizadamente, escuchamos sus necesidades y seguimos nuestro instinto… actuando desde el amor y no desde el miedo…  serán niños felices.

 

Aquí les dejo mi historia y 8 tips para Dar a Luz en Consciencia.

8_TIPS_DAR_A_LUZ_CON_CONSCIENCIA.jpg